Llevar a cabo la marca “Chucena, vino de la tierra”, es una iniciativa que se ha puesto en marcha desde el Ayuntamiento de Chucena, con el objetivo de llegar a conocer en el exterior las bondades de nuestro municipio a través del vino, ya que el vino de Chucena es el sello de identidad de nuestro pueblo; y es la vía por la cual se difunde el nombre de Chucena fuera de nuestro entorno.

En nuestros tiempos, tener una imagen y saber difundirla es esencial para estar en el mundo actual, por eso es necesario que todos rememos en la misma dirección. Es importante que el pueblo de Chucena tenga esta marca y con ella podamos sentirnos orgullosos para así difundirla, atrayendo a propios y curiosos a disfrutar de este exquisito manjar tan nuestro.

La creación de esta marca para Chucena es una distinción de calidad para nuestro municipio, que va a realzar la esencia e idiosincrasia de nuestro pueblo, con esa naturalidad, alegría y calidez que tiene su gente sencilla.

El sector vinícola es uno de los medios productivos más arraigados en Chucena y tiene la consideración y el cariño de la mayoría de los chuceneros, que vemos el mundo del vino como algo natural  y muy nuestro, por eso hoy con esta iniciativa queremos darle el sitio que se merece.

El vino de Chucena, además de tradición, cuenta con los estándares de calidad avalados por la denominación de origen “Condado de Huelva”. Toda la producción de vino que salen de nuestras viñas se elabora en Chucena, la mayoría en la Cooperativa Vinícola “Ntra. Sra. de la Estrella”. En Chucena contamos además con un lagar de producción familiar y testimonial, elaborando su vino de forma artesanal aún en bocoyes de madera.

La marca “Chucena, vino de la tierra” busca afianzarse en el tiempo y unificar las distintas acciones que se desarrollan en todos los ámbitos municipales; tanto en el sector político y comercial, como en el cultural.

El objetivo es mantener la coherencia en los mensajes que se lanzan al exterior, para construir una imagen de Chucena que no sólo mejore la proyección económica del pueblo sino que también transmita la realidad social y cultural de Chucena en su vida diaria.

La marca “Chucena, vino de la tierra” es un asunto de todos y para todos.